Select Page

EU at the UN

The EU's commitment to effective multilateralism, with the UN at its core, is a central element of its external action. As a UN observer with enhanced status, the EU delegation coordinates with its 28 Member States to speak with one voice. The EU also works closely with the UN secretariat and its agencies, funds & programmes, partnering on a range of global issues and challenges.

Señor Presidente:

Tengo el honor de hablar en nombre de la Unión Europea. Los países de Europa Central y Oriental asociados con la Unión Europea, Bulgaria, República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia, los países asociados Malta y Turquía, y los países de la Asociación Europea de Libre Comercio pertenecientes al Área Económica Europea Islandia y Liechtenstein, suscriben también esta intervención.

Sr. Presidente:

Los meses pasados han sido testigos de acontecimientos muy importantes en el camino hacia el establecimiento de la paz y estabilidad en Afganistán por la vía de la reconciliación y un gobierno representativo, así como para eliminar del uso del territorio de Afganistán por los terroristas y detener la producción y el tráfico de drogas.

En primer lugar, el acuerdo alcanzado por las partes afganas en Bonn el 5 de diciembre de 2001, que constituye el itinerario básico para el futuro político de Afganistán. En segundo lugar, la creación y despliegue completo de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán, (conocida como ISAF por sus siglas en inglés), a la cual Estados miembros de la Unión Europea son en la actualidad los mayores contribuyentes. Por último, aunque no sea menos importante, la Conferencia Internacional de Tokio sobre la asistencia para la reconstrucción de Afganistán, que fue copresidida por la Unión Europea.

A pesar de estos hechos, tan positivos, quedan por superar retos enormes antes de que el pueblo de Afganistán pueda recuperar una cierta normalidad. Podemos nombrar algunos: la puntual y plena aplicación del Acuerdo de Bonn, la ausencia de seguridad en amplias zonas del país, las gravísimas condiciones humanitarias que todavía afligen a la mayoría del país, el penoso estado de la sanidad y la educación, la situación de las mujeres y de los niños, y el muy grave y extendido riesgo derivado de la presencia de minas. La Unión Europea está comprometida a ayudar al pueblo afgano a superar estos problemas y está dispuesta a correr con su parte, en cooperación con los países vecinos y el resto de la Comunidad Internacional.

La Unión Europea ha llevado a cabo, y sigue teniendo, un papel muy importante en el actual proceso afgano. Teniendo en cuenta que las Naciones Unidas han recibido el encargo de ostentar una función central de coordinación para el proceso de transición en Afganistán, la UE quiere apoyar y potenciar dicho proceso que lidera NNUU, así como los esfuerzos del Secretario General y de su Representante Especial, el Sr. Lakhdar Brahimi. El Representante Especial de la UE para Afganistán, el Sr. Klaus Peter Klaiber, tendrá un papel primordial para coordinar la labor de la UE.

Sr. Presidente:

La Unión Europea felicita al Secretario General por el excelente informe que ha sido publicado recientemente, en el que se resumen los acontecimientos más significativos para Afganistán desde la firma del Acuerdo de Bonn y se propone una estructura para la presencia de NNUU en ese país. Apreciamos el esfuerzo llevado a cabo durante estos últimos meses por el sistema de NNUU bajo la dirección del Represetante Especial para aunar sus tareas y capacidades con el fín de crear una Misión de NNUU en Afganistán que esté verdaderamente integrada. La UE apoya el mandato propuesto así como los principios básicos para el funcionamiento de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para Afganistán, (UNAMA en sus siglas inglesas), que plantean una estructura integrada bajo la autoridad del Representante Especial del SG, que apoyará el cumplimiento del Acuerdo de Bonn por los propios afganos con la asistencia de la Comunidad Internacional. La estructura general propuesta parece estar bien meditada y aspira a alcanzar dos metas: construir una presencia de NNUU muy coordinada y eludir la creación de dependencia respecto del personal internacional, fomentando el desarrollo de las capacidades locales. Sin embargo, a la hora de cumplir el objetivo de dejar una “huella internacional ligera” la estructura de UNAMA deberá tener en cuenta las iniciativas ya existentes para así evitar una duplicación del trabajo. La UE aprueba la estructura propuesta de agencias sectoriales líderes para las actividades de reconstrucción y de ayuda humanitaria de NNUU en Afganistán. Hacemos un llamamiento para que haya una efectiva coordinación y colaboración sobre el terreno. En este sentido, la UE se complacería si se firmase un Memorando de Entendimiento entre la respectiva agencia líder y el Vice Representante Especial, en el que el papel y responsabilidades del concepto de “agencia líder” sean explicitados con más detalle.

La Unión Europea está dispuesta a apoyar y prestar asistencia a UNAMA en el desempeño de su mandato.

Sr. Presidente:

Me referiré a continuación al asunto más apremiante para Afganistán en este momento, que es la seguridad. Gracias a los esfuerzos de la Comunidad Internacional, Afganistán ha dejado de ser puerto seguro para los terroristas, y hemos podido evitar una catástrofe humanitaria. Sin embargo, estos avances logrados hasta ahora con enorme esfuerzo no están garantizados. La seguridad en todo Afganistán es un elemento esencial para alcanzar las metas planteadas en el Acuerdo de Bonn. Apoyamos una pronta prórroga de ISAF más allá de su actual plazo de seis meses. Aparte de su participación en ISAF, los Miembros de la Unión Europea están contribuyendo, y continuarán haciéndolo, a la creación de las instituciones de seguridad afganas, incluyendo el desarrollo de un ejército nacional y una fuerza de policía independiente. En este sentido, la UE lamenta profundamente la trágica pérdida de cinco jóvenes nacionales de dos de sus Estados Miembros, que entregaron sus vidas por ayudar a mejorar la situación de la seguridad en Afganistán. La UE subraya la importancia de un programa efectivo de Desarme, Desmovilización y Reintegración para reducir los riesgos derivados de la existencia de numerosos grupos armados informales y para integrar a sus miembros en la sociedad civil. Más aún, la UE considera que la formación de un ejército nacional reviste capital importancia. Aplaudimos que ISAF haya comenzado a entrenar el primer batallón de la Guardia Nacional afgana. El desarrollo de policía nacional y local y un sistema de justicia eficaz son otros tantos elementos esenciales para crear un ambiente seguro y estable.

Sr. Presidente:

En cuanto a la situación política, el objetivo principal debe ser mantener la aplicación de las medidas acordadas en Bonn según su calendario. La Loya Jirga de Emergencia abrirá la siguiente fase importante en el progreso hacia un sistema político plenamente representativo, multiétnico y democrático en Afganistán. Es crucial que su proceso de selección se lleve a cabo en un ambiente de seguridad y neutralidad política. La UE continuará prestando ayuda a este proceso y se esforzará para asegurar que se lleve a cabo sin intimidación o ninguna otra clase de presión o manipulación. A través de las importantes contribuciones de varios de sus Estados Miembros y de la Comisión Europea, la UE está ayudando a financiar la Loya Jirga de Emergencia.

La UE reitera su firme apoyo a la Autoridad Interina de Afganistán (AIA). Hacemos un llamamiento a la presente AIA y a las administraciones futuras, así como a los líderes afganos para que apoyen y den cumplimiento pleno al Acuerdo de Bonn, con el fín de garantizar el respeto del estado de derecho, la democracia, el pluralismo político y los derechos humanos de todos, incluyendo a las mujeres y los niños, así como de todos los grupos étnicos. El compromiso pactado en Bonn de celebrar elecciones libres y justas a los dos años de la convocatoria de la Loya Jirga de Emergencia debe ser estrictamente cumplido.

La UE cree que Afganistán debería guiarse por los siguientes principios de aceptación generalizada que están consagrados en instrumentos internacionales de los que el Parte Afganistán:

  • Un gobierno representativo y responsable, con un mandato renovado periódicamente por el pueblo afgano.
  • Compromiso con el pluralismo político.
  • Respeto de los derechos humanos y de los derechos de las minorías sin discriminación por motivos de etnia, religión, sexo o de cualquier otra clase.
  • Compromiso con el mantenimiento de relaciones de amistad con los vecinos de Afganistán y con impedir el uso del territorio afgano para propósitos o actividades subversivas o terroristas.
  • Compromiso con la erradicación del cultivo de la adormidera y del tráfico de drogas.

Todos estos principios deberían quedar adecuadamente reflejados en la futura Constitución que será adoptada en los plazos acordados en Bonn. La UE está dispuesta a sostener un diálogo activo con la AIA y gobiernos sucesivos para ayudar en el logro de los objetivos políticos diseñados en Bonn y para garantizar la asunción por los propios afganos del protagonismo en el proceso político y la reconstrucción de su país.

Sr. Presidente:

La reconstrucción de Afganistán es esencial para el logro de los objetivos plasmados en el Acuerdo de Bonn. La UE está plenamente empeñada en el logro de esa meta y, con la asistencia ofrecida por sus Estados Miembros y por la Comunidad Europea, es uno de los socios principales tanto en la ayuda humanitaria como en la de reconstrucción de Afganistán. La UE fue co-anfitriona de la exitosa reunión de la Conferencia del Grupo de Orientación de la Reconstrucción de Afganistán (ASRG) celebrada en Bruselas en diciembre de 2001 que allanó el camino para la Conferencia de Tokio. Es procedente recordar que el resumen de los copresidentes sobre las conclusiones de la Conferencia de Tokio insistió en la idea de que la ayuda de reconstrucción estará condicionada a que todas las partes afganas contribuyan positivamente al proceso y metas pactadas en Bonn. Por medio de contribuciones anunciadas en la Conferencia de Tokio y posteriormente, la UE aportará 600 millones de euros, lo que representa el 30% de los compromisos totales anunciados para el año 2002. Asímismo, la UE ha comprometido 2,3 billones de euros para el periodo 2002-2006, lo que cubre el 23% de las necesidades identificadas por la evaluación conjunta del PNUD y el Banco Mundial. Esto, a su vez, supone en torno al 45% del compromiso total anunciado de la Comunidad Internacional.

Una Administración afgana que rinda cuentas y una coordinación eficaz de los donantes son requisitos imperativos para el éxito del proceso de reconstrucción. Afganistán necesita autoridades responsables, transparentes y eficaces. Los donantes podrán darles apoyo a través de una coordinación que siga los procedimientos acordados en Tokio. La Presidencia y la Comisión de la UE, en su papel de copresidentes del Grupo de Orientación para la Reconstrucción de Afganistán (ARSG), se esforzará para lograr una estrecha coordinación con otros grandes donantes, las Instituciones Financieras Internacionales y las agencias de NNUU. En este sentido, el Grupo de Implementación de la Reconstrucción de Afganistán puede tener un papel de coordinación en la reconstrucción de Afganistán hasta el momento que se cree un Grupo Consultivo.

Hay una acuciante necesidad de que continúe la ayuda humanitaria en Afganistán, bajo una eficaz coordinación de NNUU. La UE apoyará los esfuerzos sobre el terreno de las agencias humanitarias. En cuanto a la coordinación entre donantes, el Grupo de Apoyo a Afganistán (ASG) podría contribuir a superar el desfase entre la ayuda humanitaria y el comienzo de la asistencia para la reconstrucción del país. Dado que la presidencia del ASG ostenta también una copresidencia del ARIG, el riesgo de problemas o desfases en dicha transición se reducen aún más.

Sr. Presidente:

El respeto de los derechos humanos resulta esencial para la reconciliación y la coexistencia pacífica entre los grupos étnicos afganos. La UE ayudará a la creación de estructuras nacionales y locales para garantizar el respeto de los derechos humanos sin discriminación, así como a la constitución de la Comisión de Derechos Humanos prevista en el Acuerdo de Bonn.

La UE considera que las mujeres de Afganistán deben disfrutar de acceso a la educación y al empleo en codiciones de igualdad, poder participar en la vida política y social de su país sin discriminación y poder tener un papel central en la reconstrucción de Afganistán. La UE hace un llamamiento a las NNUU y a todos los socios de Afganistán para que apoyen iniciativas nacionales relevantes y a integrar plenamente consideraciones de género en el diálogo político y en la programación de la reconstrucción.

El éxito de la reconstrucción de Afganistán y del cumplimiento del Acuerdo de Bonn dependen en gran medida de la cooperación y compromiso de sus países vecinos. En este sentido, la UE está preparada para tomar en cuenta esta dimensión regional en su política para Afganistán.

Sr. Presidente:

Quisiera, por último, reiterar que la paz, la seguridad, la estabilidad y la reconstrucción de Afganistán son cuestiones interdependientes. Han de ser perseguidas en primer y preeminente lugar por el pueblo afgano, pero la Comunidad Internacional no debe cesar en su apoyo. La Unión Europea está dispuesta para hacer su contribución a esta tarea común.

Muchas gracias, Sr. Presidente.


FaceBook Twitter