European Union @ United Nations, Partnership in Action
 
 
See photos from EU-related events and learn more about academic programs and think-tank events, arts festivals and cultural activities.

 
European External Action ServiceCommission européenne

< Retour à la page précédente

Discurso sobre los derechos de los niños

Sommaire: 2 de abril de 2002: Discurso sobre los derechos de los niños (Ginebra)

En nombre de la UE, tomo la palabra para dirigirme a la Comisión en relación con el punto n.º 13 del orden del día titulado “Derechos del niño”. Los países de Europa Central y Oriental asociados a la Unión Europea ... y los países asociados ... han manifestado el deseo de sumarse a este discurso.

Asamblea Internacional de la Infancia

La sesión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas dedicada a los niños, que debía celebrarse del 19 al 21 de septiembre de 2001, fue aplazada a raíz de los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre. Dicha sesión extraordinaria se celebrará del 8 al 10 de mayo de 2002. La UE lamenta que los Estados aún no hayan alcanzado un acuerdo sobre el documento final de la sesión especial. Las negociaciones del texto se reanudarán inmediatamente después de la conclusión de la CDH. La Unión Europea contribuirá en la medida de lo posible para que podamos alcanzar un consenso que satisfaga a todos los Estados. Sin embargo, dicho consenso no deberá conllevar el abandono de posiciones que son importantes para una gran mayoría de los participantes. La UE insta encarecidamente a todos los Estados representados en esta sesión extraordinaria de la Asamblea a que colaboren estrechamente, para que sus resultados sean lo más fructuosos y provechosos posibles para la infancia y para que se confirme sin restricciones el planteamiento basado en la promoción y el respeto de los derechos del niño.

Convención sobre los Derechos del Niño y Comité de los Derechos del Niño

La Convención sobre los Derechos del Niño de 1989, principal instrumento de salvaguarda en el ámbito internacional, afirma la especial protección que deben gozar los niños en cuanto sujetos de derechos y en cuanto seres vulnerables y dependientes, sobre los que se repercuten de un modo más intenso las consecuencias de la guerra y de la violencia, las enfermedades, la injusticia social y las crisis económicas.

En este sentido, el Comité de los Derechos del Niño desempeña un papel esencial, al vigilar su puesta en práctica, aconsejar a los Estados parte para ayudarles a que respeten las obligaciones incluidas en el citado instrumento y al presentar declaraciones que incluyan la perspectiva de los derechos de los niños en otros asuntos conexos, en conferencias internacionales como el Comité preparatorio de la Conferencia mundial contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia o la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los asentamientos humanos de junio de 2001.

Dadas la importancia y la carga de trabajo del Comité, la UE insta a los Estados a que notifiquen su aceptación de la corrección del apartado 2 del artículo 43 de la Convención, lo que supondría un

aumento del número de expertos, y desembocaría en una mejora de la tarea realizada por el Comité (en enero de 2002 se habían recibido 112 notificaciones), para alentar la universalidad del trabajo del Comité, organismo eficaz para implantar la Convención en los distintos ordenamientos nacionales.

En definitiva, la UE está a favor de una concepción y de una aplicación lo más amplia posible de los derechos del niño recogidos en la Convención sobre los Derechos del Niño. Insta encarecidamente a los Estados que aún no lo hayan hecho a que la ratifiquen y la apliquen. Recomienda que, en el caso en que los Estados formularan reservas, dichas reservas sean compatibles con el objetivo y el propósito de la Convención y que las reservas ya formuladas se revisen periódicamente con vistas a su retirada. Se pretende lograr que se confiera un carácter auténticamente universal al respeto de los derechos de la infancia y de su bienestar.

Derecho a participar

El derecho a participar, como derecho fundamental que constituye uno de los cimientos de la Convención sobre los Derechos del Niño, se volvió a reafirmar en el artículo 24 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea del 7 de diciembre de 2000. Este derecho recoge el derecho de los niños a expresar libremente su opinión y a que ésta se tenga en cuenta en los asuntos que les afecten, en función de su edad y de su madurez.

Pese al refuerzo del reconocimiento del derecho de los niños a participar en los últimos años, la UE considera necesario disponer de mecanismos formales, en los casos en que proceda, para tener en cuenta las opiniones de los niños, en particular en el ámbito de los procedimientos judiciales y administrativos, en cuestiones como la separación de los padres, la adopción, el cambio de apellidos o la educación.

Derecho a la educación

El derecho a la educación es un derecho reconocido por numerosos instrumentos internacionales. Sin embargo, unos 130 millones de niños no tienen acceso a la educación primaria. De hecho, la Declaración del Milenio, aprobada por la Asamblea General, establece como objetivo para el año 2015 que los niños del mundo entero puedan terminar el ciclo completo de la enseñanza primaria y el acceso igualitario sin discriminación alguna. Así, la educación, en cuanto instrumento contra la discriminación, se puso de relieve en la Conferencia sobre la educación escolar relacionada con la libertad religiosa, la tolerancia y la no discriminación celebrada en Madrid los días 23 a 25 de septiembre de 2001. Asimismo, se señaló que los programas, los libros de texto y los métodos de enseñanza deberían contribuir al fomento de la tolerancia y de la no discriminación basada en la religión o en las creencias.

La Unión Europea insta encarecidamente a todos los Estados a que hagan efectivo el derecho a la educación, se comprometan a tomar todas las medidas necesarias para eliminar las trabas que limitan el acceso a la educación, en particular de las niñas, velen por que la enseñanza primaria sea obligatoria, accesible y gratuita, y adopten

medidas eficaces para reducir la tasa de abandono escolar. Los programas educativos deberían incluir un elemento de educación en derechos humanos a todos los niveles. La Unión Europea da también las gracias a la Sra. Katarina Tomasevski, Relatora Especial para la educación, y la alienta a que prosiga sus trabajos con arreglo a su mandato.

Niños pobres

La plaga de la pobreza sigue siendo uno de los mayores temas de preocupación en la lucha por los derechos del niño. La Unión Europea hace un llamamiento a los Estados para que no cesen de prestar especial atención a las necesidades de los niños en la puesta en práctica de la Declaración del Milenio.

Niños minusválidos

Ante la situación de discriminación que padecen hoy muchos niños minusválidos y habida cuenta de la proclamación del año 2003 como Año Europeo de los Minusválidos, la UE insta a los Estados a que establezcan unos planes nacionales de acción coherentes y viables, que garanticen el ejercicio de todos sus derechos a los niños minusválidos, en particular, el derecho a la educación y a los servicios sociales, programas de detección precoz que sean viables y el apoyo a las familias que tengan niños minusválidos. En definitiva, se pide a los Estados que apliquen las normas recogidas en el Convenio sobre los Derechos del Niño sin ninguna discriminación.

Niñas

Las niñas aún siguen siendo un grupo que precisa una especial protección. En numerosos lugares del mundo, no sólo están discriminadas de numerosas maneras y son las menos favorecidas en cuanto a riqueza y calidad de vida, sino que también son objeto de todo tipo de violencia, en especial violencia sexual: desde la explotación y el tráfico hasta la violación, los embarazos forzosos, la esterilización forzosa y la prácticas tradicionales de mutilación genital.

La UE insta, pues, a los diferentes Gobiernos a que revisen y promulguen leyes y políticas internas que sean adecuadas para luchar contra la discriminación sistemática de las niñas. En particular, los Estados deberán combatir: la violencia contra las niñas, en particular la derivada de las prácticas tradicionales nocivas, el matrimonio en edad precoz o sin consentimiento y la explotación y el tráfico sexuales, según se puso de manifiesto en el 2º Congreso Mundial contra la explotación sexual de los niños con fines comerciales celebrado en Yokohama, en diciembre de 2001. La UE acoge con agrado el reciente estudio de la UNICEF efectuado por el Innocenti Research Center en julio de 2001 sobre los efectos de los matrimonios precoces en Europa, en el que se explica el modo en que este problema afecta al continente europeo y demuestra los inconvenientes padecidos por las niñas que se casan muy pronto.

Niños enfermos de SIDA

Las consecuencias sociales, económicas y demográficas del SIDA son particularmente importantes para la infancia; por ello, la UE hace un llamamiento a los Estados, al sistema de las Naciones Unidas y a las ONG para que prosigan sus esfuerzos con el fin de proteger a los niños enfermos de SIDA, luchando contra cualquier discriminación y garantizando todos sus derechos, entre ellos el acceso a la enseñanza, a la información y a la educación en materia de salud sexual y de apoyo psicológico. La UE exhorta a los Estados a que garanticen el refuerzo de los programas de educación sexual y de reproducción, a que favorezcan, en la medida de lo posible, la participación de las familias y de los jóvenes en la planificación, la ejecución y la evaluación de los programas sanitarios y de prevención del VIH/SIDA y a que presten particular asistencia a los niños abandonados afectados por dicha enfermedad, en sintonía con las recomendaciones señaladas en la sesión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas dedicada al problema del VIH/SIDA celebrada en Nueva York en junio de 2001 y en el 2º Congreso Mundial contra la explotación sexual de los niños con fines comerciales, que relacionó el avance del SIDA con la explotación sexual de los niños.

Violencia contra los niños

Según los datos de la OMS, cada año 40 millones de niños menores de 15 años sufren malos tratos en su entorno familiar, cuya gravedad requiere cuidados médicos, o abandono. La UE está especialmente preocupada por este tema y está a favor de un rechazo total de la violencia contra los niños, sea cual fuere su forma, al tiempo que exhorta a los Estados a que tomen todas las medidas legislativas y prácticas necesarias para acabar con dicho problema.

La UE se muestra satisfecha de que el Comité de los Derechos del Niño haya dedicado su sesión de septiembre de 2001 a la cuestión de “la violencia contra los niños en la familia y en la escuela” y espera los resultados del estudio del Secretario General sobre la violencia contra los niños, que deberá ser igual de completo e influyente que el informe de la Experta del SG sobre las consecuencias de los conflictos armados para los niños. En este contexto, la UE destaca la importancia de adoptar una legislación a nivel nacional que prohíba toda forma de violencia contra los niños, incluso en su entorno familiar y en las escuelas.

Niños en conflicto con la justicia

La Unión Europea hace un llamamiento a los Estados miembros para que revisen su legislación penal a fin de garantizar los derechos de los niños en conflicto con la justicia, que se establecen en la Convención y en otros tratados internacionales, en particular en lo que respecta a la aplicación de la pena de muerte a los menores.

Venta de niños, prostitución y pornografía infantil

La trata de niños es un fenómeno que afecta a todas las regiones y a la mayor parte de los países del mundo, y que constituye una de las manifestaciones más claras de discriminación de los menores. La Unión Europea acoge con agrado la entrada en vigor, el 18 de enero de 2002, del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la

prostitución infantil y la utilización de los niños en la pornografía. Alienta al nuevo Relator especial para la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de los niños en la pornografía, D. Juan Miguel García Petit, a que prosiga sus trabajos en este ámbito. La UE destaca la importancia del Congreso Mundial contra la explotación sexual de los niños con fines comerciales celebrado en Yokohama en diciembre de 2001, que exhorta a los Estados a que lancen campañas de información pública, eduquen a los niños en las escuelas sobre estos temas desde la infancia, tomen medidas administrativas, políticas y elaboren programas sociales de prevención, prohibición y castigo con penas adecuadas en función de su gravedad para los delitos de venta, prostitución infantil y utilización de los niños en la pornografía. La UE considera que todos los Estados deben esforzarse para acabar con la impunidad de los responsables de dichos actos, al proteger, en todas las fases de proceso penal, los derechos y los intereses de los niños víctimas de estas prácticas.

Explotación de los niños en el trabajo

Millones de niños son víctimas del fenómeno del trabajo infantil, que menoscaba sus derechos y les impide disfrutar realmente de su infancia. La UE celebra el aumento del número de ratificaciones del Convenio nº 138 sobre la edad mínima exigida para trabajar y del Convenio nº 182 sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil. Exhorta a la OIT a que prosiga su trabajo en ayuda de los niños que se encuentran en situaciones vulnerables. Del mismo modo, la UE espera con interés las contribuciones del informe global sobre el trabajo infantil basadoen la Declaración de los principios fundamentales y los derechos en el trabajo de 1998, que deberá debatirse en la Conferencia Internacional del Trabajo de junio de 2002.

Repercusión de los conflictos armados en los niños

Los niños padecen con especial rigor las consecuencias de los conflictos armados. Por una parte, son una de las víctimas de las situaciones de huida masiva que les privan de sus derechos fundamentales. Por otra, son objeto de rapto, reclutamiento y entrenamiento para luchar, y participan activamente en las guerras. La UE pone de manifiesto la tarea del Representante Especial del Secretario General para los niños y los conflictos armados, D. Olara Otunnu, así como el de la UNICEF y de las ONG, y fomenta sus esfuerzos comunes para lograr reducir, en la medida de lo posible, las repercusiones de los conflictos armados para los niños. La UE toma nota con satisfacción de la Resolución 2001/1379 del Consejo de Seguridad sobre los niños en los conflictos armados.

a) Niños refugiados y desplazados internos

En 2001, casi la mitad de las personas que dependían del ACNUR, es decir 11 millones, tenían menos de 18 años. Dichos menores necesitan protección y asistencia específicas. La Unión Europea se preocupa particularmente de las alegaciones de abusos sufridos por los niños refugiados. No duda de que el ACNUR sabrá aclarar, con sus socios, la situación y tomar todas las medidas necesarias. Se congratula de que las consultas mundiales sobre la protección internacional que tratarán la cuestión de los niños refugiados en las próximas semanas brinden la ocasión de mantener un debate

de fondo sobre su situación y las respuestas que se han de aportar. Asimismo, los Estados deben prestar particular atención a los niños separados o no-acompañados (solos).

b) Niños soldados

En las situaciones de conflicto armado, los niños son víctimas, no sólo porque son objeto de persecución, sino también porque son reclutados por la fuerza. En este sentido, cabe señalar que tanto la Convención sobre los Derechos del Niño como los Protocolos Adicionales de los Convenios de Ginebra de 1949 recogen la prohibición de reclutar a niños menores de 15 años.

La UE celebra la entrada en vigor, el 12 de febrero de 2002, del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en conflictos armados. Por su parte, el nuevo Protocolo Facultativo dedica una mayor atención a este particular. En efecto, prohíbe el reclutamiento de niños menores de 18 años en los grupos armados distintos de las fuerzas armadas estatales. Asimismo, exige a los Estados Parte que eleven la edad mínima para ingresar voluntariamente en las Fuerzas Armadas nacionales en relación con la fijada en la Convención, teniendo presente el hecho de que, en virtud de la Convención, las personas menores de 18 años tienen derecho a una protección especial. El reclutamiento obligatorio de niños menos de 18 años está prohibido bajo cualquier circunstancia.

La UE exhorta a los Estados a que aceleren el proceso de ratificación del Estatuto de Roma del Tribunal Penal Internacional que define el reclutamiento o el alistamiento de niños menores de 15 años o su utilización para participar activamente en hostilidades como un crimen de guerra, tanto si se comete en un conflicto armado internacional como en un conflicto interno.

Muchas gracias.

  • Ref: PRES02-047ES
  • Source UE: Présidence UE
  • UN forum: Troisième Commission (Affaires sociales, humanitaires et culturelles)
  • Date: 2/4/2002


< Retour à la page précédente

Voir aussi
 

Etats Membres de l'Union Européenne